jueves, 28 de agosto de 2014

CREMA FRÍA DE LIMÓN



Este verano ha sido especialmente viajero. A penas he pasado por casa a desmontar bolsos, lavar ropa y volver a montar la maleta. He recargado a base de bien las pilas y espero que a vosotros os haya pasado lo mismo.
No es necesario salir de casa para sentir que estas de vacaciones. Poder levantarte temprano y aprovechar el día completo, por decisión propia y no por trabajo, es el primer paso para sentirse de vacaciones.

Casi no he pasado por la cocina, como imaginareis. He tardado un par en semanas para estabilizar la despensa (tirar lo caducado y comer lo que había) antes de salir a comprar al super. Una de las cosas que tenía en el congelador esperando a ser usado era una lata de 400gr de leche evaporada congelada en bolsitas de esas de hacer cubitos de hielo. Hoy, sin darle más vueltas, he decidido hacer un postre veraniego, sabrosísimo y muy ligero (sí, ayer comencé la dieta post-vacacional)

Esta crema fría de limón es un postre perfecto para una almuerzo contundente, o un capricho fresquito al final del día, cuando cae la noche. Seguro que encuentras el momento ideal para hacer esta receta facilísima y resultona, de esas que me gustan a mi.

Ingredientes

 

.- Un bote de leche evaporada de 400 gr (tipo Ideal) previamente congelado en cubiteras.
.- 80 gr de fructosa (o 200 gr de azúcar para los que no esteis a dieta)
.- La cáscara de un limón
.- Zumo de tres limones medianos

  • Ponemos la fructosa en el vaso y la pulverizamos 1m, velocidad 10. Reservamos en un bol.
  • Ponemos en el vaso la cáscara del limón y la pulverizamos 30 segundos a velocidad progresiva 5-10.Lo echamos junto a la fructosa.
  • Sin lavar el vaso, ponemos los cubitos de leche congelados y los trituramos 3m, velocidad 5-10.
  • Programamos sin tiempo en velocidad 4 la máquina hasta que consigamos una textura tipo helado (unos 2 minutos)
  • Colocamos la mariposa y programamos 3m, velocidad 4. La crema debe doblar su volumen.
  • Añadimos el zumo de limón y la fructosa y mezclamos 30 segundos, velocidad 4.
  • Servimos inmediatamente en copas individuales.

A mí me ha sobrado crema y la he puesto a congelar en un tupper. También me servirá como helado o, si quiero de nuevo la crema, colocaré una porción en el vaso y programaré 4m a velocidad 4 o hasta que quede cremoso de nuevo.

Como veis es una receta muy sencilla y deliciosa. El sabor a limón es irresistible. Yo no tardaría en probarla antes de que se vayan las calores. Ya me contareis!






No hay comentarios:

Publicar un comentario