domingo, 26 de abril de 2015

MUFFINS DE ARÁNDANOS Y CHOCOLATE BLANCO



Si hay una parte que me chifle de tener un blog de cocina, es el momento de la sesión de fotos. Por supuesto, jamás colgaré una receta que "de bien en cámara" y que no esté rica.
Las recetas que cuelgo están probadas y ya les han dado el visto bueno mis "Críticos". Aunque estamos de acuerdo en que la comida debe entrar por los ojos.... o no. Una de las recetas que más me gusta en cámara son las Red Velvet Cupcake con ese precioso color rojo pasión. Otra de mis favoritas es la que os traigo hoy.




Hace mucho tiempo que venía buscando una receta de muffins de arándanos. Antes de probar esta ya había hecho mi primer intento. El resultado fué un desastre. La masa quedó super líquida y a penas subió al hornear, como si en la receta original faltase algún ingrediente. Me desmoralicé bastante y aparté la idea de hacer las preciosas muffins con "lunares morados".



Hace un par de días encontré en mi súper habitual unas bandejitas de arándanos irresistibles. La lucecita volvió a encenderse en mi cabeza y me lancé a buscar una receta "fiable" para mi segundo intento. Después de investigar un poco, llegué a la página "Objetivo: Cupcake Perfecto" y allí surgió el flechazo... La idea de hacer unas muffins que no llevaran huevo, ni leche, ni azúcar y encima con harina integral me conquistó a primera vista.



Lo cierto es que he tuneado un poco la receta basándome en mi experiencia cocinillas. No le he puesto azúcar moreno sino sirope de agave, y en vez de echarle leche de soja tal cual, he hecho una buttermilk añadiendo dos cucharadas de vinagre de manzana al vaso de leche de soja templada. Con esto conseguimos una masa más esponjosa y delicada. Esta masa la puedes usar como "básico" para tus magdalenas o muffins. Puedes añadir otros ingredientes (chocolate negro, nueces, grosellas, frambuesas...) o dejarlas tal cual sin añadir ningún ingrediente extra. Yo hice tres versiones con la misma masa: arándanos y chocolate blanco, chocolate blanco y otras sin añadir nada.


Esta receta se hace en un pis pas, peeeero.....aviso, las muffins están increiblemente más ricas al día siguiente, cuando la masa ha reposado. Si tu intención es hacer una merienda con ellas, te recomiendo hacerlas la noche antes. Si las pruebas recien sacadas del horno te pasará como a mi, que pensé que de nuevo había fallado de receta y que tendría que tirarlas. Suerte que lo pensé dos veces porque la merienda ha sido un éxitazo!


Ingredientes

.- 150 gr de harina integral
.- 150 gr de harina todo uso
.- 1.5 cucharadita de levadura tipo Royal
.- 1 cucharadita de bicarbonato
.- 30 gr de copos de avena integrales
.- 100 gr de sirope de agave
.- 2 plátanos bien maduros
.- 2 cucharadas generosas de compota de manzana
.- 75 gr de aceite de oliva suave
.- 250 ml de leche de soja
.- 2 cucharadas de vinagre de manzana
.- 150 gr de arándanos frescos y lavados
.- 100 gr de chocolate blanco


  • Precalentamos el horno a 180º y preparamos las cápsulas o tulipas para nuestros muffins.
  • En un vaso apto para el microondas ponemos la leche de soja y templamos 30 segundos a máxima potencia. Sacamos y echamos el vinagre de manzana. Removemos bién y dejamos reposar.
  • En un bol tamizamos las harinas, la levadura y el bicarbonato. Reservamos.
  • En el vaso de la amasadora batimos el aceite y el sirope de agave. Incorporamos la compota y los plátanos bien machacados. Batimos a media velocidad hasta que la mezcla sea homogénea.
  • Añadimos la mitad de la harina y la mitad del buttermilk. Batimos despacio hasta que se integren los ingredientes.
  • Volvemos a echar el resto de harina y el resto de buttermilk sin parar de batir hasta que la mezcla sea homogénea.
  • Con ayuda de un cuchillo, partimos en trocitos la tableta de chocolate blanco (no es necesario dejarlo demasiado pequeño)
  • Echamos los copos de avena, el chocolate y la mitad de los arándanos y removemos con ayuda de una lengua de silicona para no romper los arándanos.
  • Repartimos la masa en las tulipas o cápsulas y decoramos con los arándanos reservados y unos copos de avena.

  • Metemos en el horno en el riel más bajo y horneamos durante 22/25 minutos con calor arriba y abajo.Deben quedar doraditos por arriba.
  • Pasado el tiempo comprobamos con un palillo de madera que el centro del muffin está seco y sacamos del horno.

  • Dejamos enfriar 5 minutos en el molde y luego los pasamos a una rejilla (nos esperamos al día siguiente para probarlos...jajaja!)


Seguro que repetirás esta receta. A los niños les encanta el chocolate blanco y al tener en sus ingredientes cereales integrales y fruta, además de algo dulce, les estarás dando algo sano.



Si pruebas a hacerlas con otros ingredientes te animo a que compartas tu experiencia y así nos des ideas para la próxima vez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario