viernes, 24 de abril de 2015

PANECILLOS DE DESAYUNO





Considero que soy una persona básicamente feliz. Disfruto de cosas simples, de las pequeñas felicidades diarias que la vida nos da y que pueden pasar desapercibidas. No gasto el tiempo soñando ser alguien más feliz ni busco grandes alegrías que me estimulen.
Ser una persona "básicamente feliz" es aprender a mantener diariamente la sonrisa en la mirada aunque los labios no se rían.
Hacer pan en casa es una de esas cosas que me hacen feliz.
Hacer pan casero es como Amar, es conectarse a algo primitivo, al origen... No se cómo explicarlo. Amasar, ver fermentar la masa madre, esperar los levados, que la casa huela a pan recién hecho... Me lleva directamente a esa felicidad discreta que tanto me gusta disfrutar.
Esta receta de pan la he sacado de la página Directo al Paladar. Os recomiendo que echéis un vistazo porque las recetas son 100% fiables, explicadas de manera muy sencilla y presentadas de tal forma que no necesitarás buscar otra para comparar.

Para hacer este pan he usado una esponja o masa madre.

Ingredientes:

Para la esponja:
.- 60 gr de harina todo uso
.- 60 gr de agua templada
.- 1 sobre de levadura de panadero seca
.- 1 cucharadita de azúcar

Para el pan:
.- 100 ml de agua
.- 200 ml de leche
.- 10 ml de aceite de oliva
.- 600 gr de harina de fuerza
.- 1 cucharadita de sal.

  • Para hacer la esponja mezclamos en un cuenco la harina, el azúcar y la levadura. Incorporamos poco a poco el agua hasta que quede bien integrado. Tapamos con un film transparente y dejamos levar una hora.

  • Poner en un cuenco el agua, la leche y el aceite, templar un poco y remover. En otro cuenco poner la harina y la sal y mezclar.
  • En la amasadora poner la harina y arrancar con la pala amasadora a velocidad mínima. Ir echando el líquido poco a poco.
  • Cuando se haya formado la bola de masa, dejar amasando durante 10 o 15 minutos. Comprobar la textura y, si es necesario, añadir unas cucharadas más de agua o de harina (según necesite más o menos humedad)
  • Tapar con un paño y guardar en un lugar sin corrientes durante 1.5 horas para que leve.
  • Sacar del bol y desgasificar un poco con las manos en un lugar espolvoreado con harina. Formar un cilindro y cortar en 8 porciones iguales.
  • Darles forma de bollito a cada porción y colocar en la bandeja del horno donde los vayamos a hornear (yo usé esta nueva bandeja de rejilla para baguettes)
  • Dejar reposar de nuevo 1.5 horas para que haga el último levado. Hacer unos cortes en la masa con un cuchillo afilado para que abra por ahí la masa cuando hornee.

  • Calentar el horno a 230º. Cuando haya tomado temperatura bajarlo a 200º y meter la bandeja con los panecillos. Dejar hornear unos 20 minutos en un riel más bien bajo para que no se doren demasiado por arriba.
  • Dejar enfriar en una rejilla

Ya está! Prepárate para el olor que vas a dejar en tu casa con esta masa de pan...ummmmm.
Estos panecillos los suelo congelar una vez horneados y fríos, así siempre tengo pan recien hecho y casero.Para descongelarlo sólo tienes que acordarte de sacarlo el día antes y envolverlo en papel de aluminio para que no se seque en la descongelación.

Espero que disfruteis de la "cariñosa" miga de vuestro pan artesano.



1 comentario:

  1. Qué alegría encontrar en mi vida una persona como tu. Has definido la felicidad como yo la entiendo. Gracias por ser feliz.

    ResponderEliminar