jueves, 16 de abril de 2015

QUICHES INDIVIDUALES DE JAMÓN Y QUESO





Tener una botella de Barbazul en la despensa y no encontrar la compañía adecuada ni el momento para abrirlo “tiene delito”, como diría mi padre. En nuestra tierra se conocen sobre todo los vinos generosos y el vino fino (la capital del vino fino…viva Jerez!!)
Hace unos años se han estado potenciando los vinos tintos de la tierra. En Arcos de la Frontera y en la campiña de Jerez hay muy buenas cosechas (Garum es otro ejemplo de tinto de alta calidad del marco de Jerez)
El caso es que ayer por la tarde me metí en la cocina y encendí el horno para hacer granola (mmmm….cómo olía la casa!) Tenía una plancha de hojaldre en el frigo desde hacía unas semanas y pensé que hacer una quiche sería una buena idea. Las quiches me gustan mucho, sobre todo si llevan queso, pero el formato grande es demasiado para mi casa. Al final casi siempre tiro comida a la basura porque me aburro de la quiche. Por esto pensé en este formato individual tan atractivo. Dos tartaletas de estas son ideales para cenar acompañadas por una ensalada.
…a qué viene lo del vino? Pues que me hubiese encantado haber tenido compañía para haber disfrutado de la receta y una copa de mi Barbazul. Lo dejo de nuevo en su botellero, seguro que falta poco para abrirlo.

Ingredientes:
.- 1 lámina de hojaldre
.- 1 brick de nata 35%
.- 3 huevos
.- 1 puerro
.- Un chorrito de aceite de oliva
.- 3 lonchas de jamón york
.- 100 gr de queso mozarella
.- Queso rallado para gratinar
.- Orégano
.- Sal y pimienta


  • Precalentar el horno a 200°
  • Picar el puerro, poner en la sartén el aceite y sofreirlo sin que llegue a dorar.
  • Cortar la lámina de hojaldre del tamaño del hueco de un molde de tartaletas (yo he usado un molde de maximuffins que compré) y forrar cada hueco con ella.
  • En un bol batir la nata con los huevos hasta que estén integrados y salpimentar.
  • Cortar las lonchas de jamón a modo de cuadraditos y echar al bol junto con el queso mozarella. Batir hasta unificar.
  • Con ayuda de una cuchara, llenar 3/4 partes de cada tartaleta con la mezcla, cubrir con el queso rallado para gratinar y espolvorear con orégano.
  • Bajar el horno a 180° y hornear más bien bajo de riel durante 25 o 30 minutos.Comprobar que ha cuajado el contenido y gratinar un poco si fuese necesario.
  • Sacar y dejar templar un poco antes de desmoldar. Dejar enfriar en una rejilla.


Estas miniquiches se pueden comer calientes o frías. Yo las prefiero templadas y acompañadas de un buen vino (Barbazul, si puede ser...jijiji)



No hay comentarios:

Publicar un comentario