sábado, 4 de junio de 2016

BOMBONES DE VINO ACONTIA




No me llevo ninguna comisión, ni me regalan productos, ni nada que se le acerque. Cuando algo me parece sorprendente y me hace disfrutar de la cocina no dudo en compartirlo.
Hace un par de semanas nos dedicamos una escapada romántica mi chico y yo. Hacía tan buen clima y nos apetecía tanto aprovecharlo que no nos imaginamos un lugar mejor para hacerlo que Marbella. Quedamos con unos amigos que se alojaban el la Urbanización Marbesa. Desde allí mismo, a escasos 10 minutos a pié , nos invitaron a almorzar en un restaurante auténtico de verdad, el RAMA.


Es un antiguo chiringuito de toda la vida, a pie de playa, que ha sabido crecer sin perder esa esencia de los orígenes. Lo realmente sorprendente es cuando ojeas la carta. Sus platos combinan conceptos tradicionales y de cocina de autor (puedes deleitarte con un espeto, una ensalada de espinacas caramelizadas o un arroz negro con chirriones reinventado)

Para el postre no habíamos dejado demasiado hueco, así que pensamos en darnos un delicado placer dulce. Pedimos algo que no habíamos visto antes: unos bombones de vino. Nos pareció una buena manera de terminar el banquete. Nos trajeron esta preciosa cajita con seis esferas, a cual más bonita.




La idea que trabajan este chocolatero y esta bodeguera es la de combinar los vinos de la tierra con distintos tipos de chocolate. Los bombones tienen un ligero recuerdo de cada uno de los vinos que proponen. No son de sabor fuerte a licor ni nada que hayas probado antes. La textura del interior es casi de mousse de chocolate, fina, aterciopelada y exterior de un sabor intenso a chocolate.



Lo mejor de todo, esas cosas fantásticas que tiene la casualidad, es que justo detrás de nuestra mesa estaba sentado el matrimonio Maite Geijo y Roberto Martín, dueños de la bodega Acontia. Una pareja cercana y simpática que nos dio más información acerca de sus vinos y esta nueva propuesta chocolatera. Seguro que iremos a hacerles una visita la próxima vez que nos movamos por tierras del Duero (y de camino nos traeremos para el Sur alguna botella de su bodega)




No hay comentarios:

Publicar un comentario